Inflamación del tendón de Aquiles

¿Qué es?

La inflamación del tendón de Aquiles o tendinitis aquilea supone la hinchazón de esta estructura fibrosa que une la pantorrilla y el talón (zona situada detrás del tobillo). Normalmente está provocada por una sobrecarga del tendón relacionada con un inmoderado ejercicio físico.

Debemos tener en cuenta además que esta estructura tiene gran importancia, ya que es altamente responsable de que podamos caminar y levantar los pies del suelo de forma normal. Por ello, si sufrimos la inflamación del tendón de Aquiles es imprescindible acudir a un profesional que diseñe el tratamiento adecuado para nosotros.

Usualmente la tendinitis aquilea no se mantiene en el tiempo si no que se manifiesta de forma transitoria. Sin embargo, si no se tratara correctamente por un profesional esta tendinitis podría degenerar en una tendinosis, sufriendo entonces una degeneración del tendón que eventualmente cursaría en un desgarro o ruptura del tendón.

¿Causas de la inflamación del tendón de Aquiles?

Las causas suelen venir dadas por la práctica deportiva con gran impacto de forma constante sobre el tendón de Aquiles, como sería por ejemplo el running o la carrera de larga distancia. También debemos tener en cuenta aquellos deportes en los que paramos y reanudamos la actividad de forma constante, como el baloncesto. Además, es importante que sepamos que no es excluyente a otras disciplinas deportivas, más aún si en estas no realizamos un calentamiento y estiramientos adecuados antes de iniciar la actividad o nuestro deporte se realiza en superficies de gran dureza llevando calzado inapropiado.

Hay otros detonantes de la tendinitis aquilea que se producen en colectivos diferentes a los mencionados:

  • La artritis o los espolones pueden desencadenar la inflamación de este tendón sobre todo en personas de mayor edad.
  • El movimiento es salud y una mala posición a la hora de andar podrían ser otro de los motivos para padecer tendinitis aquilea, por ello será importante realizar un estudio de la pisada.
  • En personas con patologías como la psoriasis o presión alta se muestra un mayor riesgo.
  • Recientes estudios parecen relacionar algunos antibióticos (fluoroquilonomas) con la tendinitis de Aquiles.

Síntomas de la tendinitis de Aquiles

La sintomatología como en muchas otras lesiones variará en función de la gravedad, pudiendo manifestarse en forma de ligera molestia durante el ejercicio hasta de manera más firme incapacitando los movimientos.

  • Dolor en toda la zona del tendón de Aquiles, que aumenta al moverse o realizar actividad física.
  • Rigidez o sensibilidad cuando palpamos la zona afectada.
  • Sensación de inflamación y calor.
  • Dolor al apoyarse en los dedos de los pies o al realizar movimientos de arriba abajo.

¡ÚNETE A NUESTRA NEWSLETTER!

Estarás al día de nuestros consejos de salud y te informaremos de todas las novedades de nuestra clínica.

Gracias por unirte a nuestra Newsletter!

Recibirás un email para validar tu suscripción.

Marca Javier Navarro - Centro Sanitario Interdisciplinar de Jaén

La clínica

La fisioterapia va evolucionando a pasos agigantados y a través de la pasión que ponemos en nuestra profesión, en el Centro Sanitario Interdisciplinar Javier Navarro no paramos de formarnos y de traer las ultimas novedades en rehabilitación, para hacer la recuperación del paciente, mucho más rápida, con tratamientos prácticamente indoloros y llevando la palabra Fisioterapia Avanzada a su extremo.

Datos de contacto

953 26 32 92

c/ Principado de Asturias 11, 1º, 23009 Jaén

info@clinica-javiernavarro.com