ROTURA FIBRILAR

¿Qué es?

Una rotura fibrilar es también, como más comúnmente se le llama, un desgarro muscular. Es más intenso que una elongación muscular o un tirón.

Es muy importante, en estos casos hacer un diagnóstico acertado ya que de este va a depender el tratamiento que se va a llevar a cabo.

Para darnos cuenta de que estamos ante una rotura fibrilar, el dolor es similar al de una pedrada en la zona afectada y en muchos casos al paciente puede salir un hematoma.

No hay un sitio concreto del cuerpo en el que salga una rotura fibrilar ya que puede aparecer en cualquier músculo.

Aun así, las roturas fibrilares son muy frecuentes en ciertos deportes explosivos como pueden ser el fútbol, el baloncesto, el atletismo… Los tipos de roturas más comunes en estos deportes son las roturas de fibras en isquiotibiales y gemelos debido a que en esa zona se aplica mucha fuerza.

Tipos de roturas fibrilares

En muchas ocasiones, si una rotura fibrilar es muy pequeña, es difícil de identificar y se suele confundir con una contractura.

Sin embargo, si la rotura es más significativa hay varias evidencias que nos indicarán que estamos ante ella. Algunas de estas evidencias son: dificultad para continuar con la actividad que se estaba realizando, dolor agudo, hematoma, inflamación… Esto nos indicará que estamos ante una rotura fibrilar y no ante una contractura ya que esta solo ocasiona una pequeña molestia en la parte afectada. Aun así, la contractura puede ser un previo aviso de que podemos sufrir una rotura fibrilar.

Según la gravedad de la rotura fibrilar se puede clasificar en:

  • Grado I, rotura fibrilar: Escasas fibras afectadas. Se produce una leve distensión muscular y el paciente sufre muy leves dolores.
  • Grado II, rotura parcial: Más fibras rotas que el anterior y la zona se inmoviliza.
  • Grado III, rotura total: El vientre muscular se rompe y puede llegar a necesitar, incluso operación. Al paciente le genera inmovilidad.

Causas de una rotura fibrilar

La causa más frecuente de una rotura fibrilar, como hemos mencionado anteriormente, por movimientos bruscos y muy precisos en deportes de impacto o contacto pero existen otras causas que pueden ser de riesgo como:

  • El sedentarismo ya que cuando no se realiza ejercicio, se debilita el tejido conjuntivo del músculo y las fibras se pueden romper con más facilidad.
  • Con una mala circulación llega menos oxígeno al músculo y este se fatiga más fácilmente, se acumula más ácido láctico y se pueden romper más fácilmente.
  • Enfermedades del metabolismo como la diabetes.
  • Una mala dieta debilita las fibras y las hace más frágiles.

Tratamiento de una rotura fibrilar

Lo ideal es que cuando creas que puedes tener una rotura fibrilar, acudas a un profesional fisioterapeuta. Este te realizará una ecografía para valorar los daños, la localización exacta, el tamaño, el sangrado…

Tras esto se dará un diagnóstico fisioterapeutico y el tratamiento que suele ir separado en cuatro fases de recuperación:

  • Fase inflamatoria: Esta fase es entre el primer y el tercer día de la rotura fibrilar. Se recomienda no parar totalmente la actividad y realizar las que le causen menos dolor y el fisioterapeuta le vendará con un vendaje compresivo y aplicará frío. Es recomendable que, si hay hematoma, se drene y no tomar inflamatorios.
  • Fase regenerativa y de vascularización: Entre el día 3 y el día 14 de la rotura fibrilar. Se van recuperando poco a poco los vasos sanguíneos y se hacen estiramientos sin dolor. El paciente debe ir incrementando poco a poco la actividad y realizando ejercicios circulatorios.
  • Fase de estimulación celular: Va desde el día 14 al 28 de la rotura fibrilar. Empieza la cicatrización de la lesión y se van haciendo cada vez más ejercicios de estiramientos siempre yendo de menos a más intensidad.
  • Fase de remodelación: Fase final que puede alargarse de 3 a 6 meses. Esta fase va encaminada a volver al estado original.

En nuestra Clínica realizamos terapia de última generación para la cicatrización del tejido en el menor tiempo posible y sobretodo evitar las recidivas. Para ello usamos Ecografia en HD con elastografia para ver la dimensión de la rotura y la calidad del tejido que se va generando. Aplicamos Electrolisis Percutánea para estimular el tejido diana, aplicamos láser de alta potencia, physisum system, Vacusport y readaptación deportiva.

Laserterapia en Jaén

LASERTERAPIA

Uso de longitudes de onda de luz específica para conseguir efectos terapéuticos. Permite regeneración y el aumento de la circulación en la zona dañada.

Ver vídeo

Sistema Vacusport en Jaén

VACUSPORT

Técnica basada en tecnología de la Nasa para rehabilitación post-traumática, recuperación de lesiones o mejora del rendimiento físico, mediante un sistema avanzado de cámara de vacío.

Physium en Jaén

PHYSIUM

Produce en el músculo una presión negativa para la movilización fascial profunda, consiguiendo de forma inmediata un alivio de la tensión, inflamación o limitaciones de movilidad.

Ecografía músculo esquelética en Jaén

ECOGRAFÍA MÚSCULO ESQUELÉTICA

Diagnóstico fisioterapéutico mediante ecografía musculoesquelética y seguimiento de la evolución de las patologías con imagen ecográfica.

Ver vídeo

¡ÚNETE A NUESTRA NEWSLETTER!

Estarás al día de nuestros consejos de salud y te informaremos de todas las novedades de nuestra clínica.

Gracias por unirte a nuestra Newsletter!

Recibirás un email para validar tu suscripción.

Marca Javier Navarro - Centro Sanitario Interdisciplinar de Jaén

La clínica

La fisioterapia va evolucionando a pasos agigantados y a través de la pasión que ponemos en nuestra profesión, en el Centro Sanitario Interdisciplinar Javier Navarro no paramos de formarnos y de traer las ultimas novedades en rehabilitación, para hacer la recuperación del paciente, mucho más rápida, con tratamientos prácticamente indoloros y llevando la palabra Fisioterapia Avanzada a su extremo.

Datos de contacto

953 26 32 92

c/ Principado de Asturias 11, 1º, 23009 Jaén

info@clinica-javiernavarro.com

Cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio.

Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rechazar
Aceptar