DORSALGIA

Ejercicios para la dorsalgia

Si hablamos de ejercicios para la dorsalgia encontramos que la fisioterapia es tu gran aliada para esta patología, que comienzan en casi todos los casos con actividades para mejorar la postura tanto para tratar la patología como para evitar una dorsalgia crónica a futuro.

  • Masajes descontracturantes que podrás hacer incluso tu mismo con la guía de un profesional en el que se incluyen elementos como pelotas o palos terapéuticos de madera, entre otros.
  • Estiramientos de las cadenas musculares cruzadas. Si buscamos un ejercicio para la dorsalgia fácil de ejecutar, nos tumbaremos sobre uno de nuestros costados colocando la pierna superior estirada hacia delante y la inferior hacia atrás, la mano superior intenta estirarse hacia atrás mientras se mantiene la posición de la cadera.
  • Movimiento de la escápula con ayuda de la pared, apoyando primero la mano completamente estirada y haciendo movimientos de hombros adelante y atrás. Para después, sujetando un saliente con el brazo por delante del cuero, intentar tirar para “mover” esa superficie.
  • Aplicación de terapia con calor para descontracturar y relajar los músculos.
  • Osteopatía y técnicas manuales.
  • Punción seca para la localización y tratamiento de puntos gatillo.
  • Laserterapia utilizada en aquellos casos donde se requiera un tratamiento más potente debido a un caso de dorsalgia que se presenta más agudo.

¿Qué es la dorsalgia?

Previamente a comenzar los ejercicios específicos para la dorsalgia, debemos conocer un poco más en profundidad esta patología que se refiere de forma genérica a aquel dolor que se manifiesta en la zona dorsal o columna dorsal. Esta zona concreta se sitúa en la parte de atrás de la espalda que encaja con las costillas y son los músculos que la refuerzan, los que provocan el dolor asociado a la dorsalgia. Normalmente el dolor se manifiesta en la zona que se amolda con las costillas, sin embargo, también puede aparecer en la caja torácica anterior.

Los expertos afirman que la gran mayoría de los casos, pese a existir excepciones la dorsalgia tiene su origen en el mal funcionamiento de un órgano, lo que se conoce como somatización. Habitualmente este órgano afectado es el estómago, pero también puede producirse dorsalgia ocasionada por problemas en el bazo o en el páncreas, por ejemplo.

Salud

Este es mi regalo

¡Regala sesiones de fisioterapia para quien tú quieras!

Síntomas habituales de la dorsalgia

La sintomatología más habitual de la dorsalgia suele relacionarse sobre todo con la zona alta de la espalda, concretamente en el área que se encuentra entre los omóplatos. No es una patología ni mucho menos ajena a las clínicas de fisioterapia ya que se calcula que la mitad de la población a partir de los treinta años la ha sufrido o la sufrirá en algún momento de su vida.

Los síntomas de la dorsalgia deben mantenerse en observación, ya que el dolor constante e intenso relacionado con el dolor dorsal que puede llegar a manifestarse sin ningún antecedente postural previo tiene muchas posibilidades de volverse crónico sin el tratamiento y los ejercicios para la dorsalgia adecuados.

Dorsalgia izquierda y dorsalgia derecha

La dorsalgia izquierda como su propio nombre indica se identifica con una contractura del romboide izquierdo conocido coloquialmente como “paletilla”. Como ya hemos indicado la dorsalgia suele identificarse con el incorrecto funcionamiento de un órgano, siendo este el estómago en el caso de la dorsalgia izquierda.

Por el contrario, la dorsalgia derecha afectaría al lado contrario de la expuesta anteriormente, siendo los músculos inter-escapulares de la zona derecha los que están afectados por una contractura que deriva en dolores que se agravan con ciertas posturas concretas. Otro punto a tener en cuenta es que en este caso la disfunción procede del hígado y una alteración en el mismo, sin ser esta una patología hepática de ningún tipo.

Normalmente los pacientes suelen sentir alivio tanto de la dorsalgia izquierda como de la dorsalgia derecha cuando se precisa en un punto concreto el origen del dolor.

¿Por qué se produce la dorsalgia?

Si bien la causa de la dorsalgia a la que apuntan los expertos es un problema en un órgano concreto existen diferentes motivos que pueden provocar el desarrollo de esta patología:

  • Una incorrecta higiene postural o actitudes posturales incorrectas que se mantienen en el día a día.
  • Una alimentación deficiente basada mayoritariamente en ultraprocesados.
  • Un incremento del estrés relacionado casi siempre con el entorno laboral y el desequilibrio que una mala gestión del mismo puede provocar.
  • Un problema relacionado con los músculos o los huesos de la zona.
  • Un gran shock o choque emocional, siendo el principal afectado el hígado en estos casos concretos.

¡ÚNETE A NUESTRA NEWSLETTER!

Estarás al día de nuestros consejos de salud y te informaremos de todas las novedades de nuestra clínica.

Gracias por unirte a nuestra Newsletter!

Recibirás un email para validar tu suscripción.

Marca Javier Navarro - Centro Sanitario Interdisciplinar de Jaén

La clínica

La fisioterapia va evolucionando a pasos agigantados y a través de la pasión que ponemos en nuestra profesión, en el Centro Sanitario Interdisciplinar Javier Navarro no paramos de formarnos y de traer las ultimas novedades en rehabilitación, para hacer la recuperación del paciente, mucho más rápida, con tratamientos prácticamente indoloros y llevando la palabra Fisioterapia Avanzada a su extremo.

Datos de contacto

953 26 32 92

c/ Principado de Asturias 11, 1º, 23009 Jaén

info@clinica-javiernavarro.com